Teatro y danza en los colegios

Si bien todos lamentamos la salida de horas en asignaturas como Historia y Educación Física de la malla obligatoria para los 3° y 4 ° medios, anunciadas por el ministerio de educación, pocos se han preocupado de cuáles son las asignaturas, talleres o clases que se suman en esta propuesta.

En los países desarrollados y en muchos países de nuestra región, el teatro y la danza son desde hace mucho tiempo un pilar fundamental en las escuelas primarias y secundarias para el desarrollo de un alumno, siendo unas de las asignaturas que más aportan en el desarrollo cognitivo y de habilidades blandas, sumado a que se potencian los jóvenes para que sean seres consientes socialmente y preocupados por el medio ambiente y la salud corporal.

Entre las competencias y destrezas que un niño, joven y adulto desarrollarían -si asistieran a clases como estas- se encuentran: mejorar su articulación, modulación, conocimiento de su aparato fonador, respiración, concentración, trabajar la vergüenza, la lectura, la expresión en público, el trabajo en equipo, afinación vocal, trabajo con las emociones propias, reconocer y analizar emociones en otros, respetar los espacios y tiempos en un grupo, trabajar la empatía con su entorno y con las demás personas, mejorar su expresión y lenguaje corporal, trabajar la tonificación corporal, la elongación, la rítmica, la coordinación, la memoria coreografía, conciencia del espacio y el cuidado y respeto del cuerpo, más técnicamente se relacionan también con el conocimiento de iluminación teatral, composición musical y construcción de escenografía y vestuario entre muchas otras destrezas. “Ah… también pueden aprender a “actuar y bailar”.

Cuando pensamos en el teatro y la danza creemos que solo se trata de esto, actuar y bailar, sin tomarle el peso a los procesos, que son los más importantes y donde está el verdadero conocimiento y aprendizaje para la persona.

La pregunta es, ¿Quiénes y con qué criterios crearán los programas y planificaciones de contenidos? para que las horas que los alumnos destinarán a estas disciplinas sean un real aporte para su desarrollo de habilidades socioemocionales, cognitivas, psicomotoras y afectivas. Si bien ya muchos colegios se han aventurado con anterioridad y tienen incorporado esto en sus mallas, hay que ver como reaccionarán frente a esta nueva política de estado.

El teatro y la danza son mucho más que actuar y bailar.

Senel Muñoz Pavez

Director de teatro musical Academia Dartis.